Noticias y Eventos
Efectos Adversos
Psiquiatría.- El Compendio
Testimonios Públicos
Entrevistas y Ensayos
Inicio » Entrevistas y Ensayos, Exponiendo los Abusos, fraudes y estafas, preguntas frecuentes

Ni las farmacéuticas, ni los médicos; que quienes están detrás, son los psiquiatras y la psiquiatría

Publicado por en 25/10/2016 – 13:09

Vamos a analizar algunos importantes puntos del artículo escrito por Alan Schawarz publicado en el New York Times en 2013 con el título “El siniestro negocio del trastorno de Hiperactividad y Déficit de Atención” , que se encuentra al finalizar este análisis, y que puedes leer ahora, antes de continuar. En el encontrarás la síntesis echa por el Sr. Pundik, presidente de la Plataforma Internacional contra la Medicalización de la Infancia, el cuál envió esta desde dicha Plataforma.

 

Lo que se dice en este escrito esta muy de acuerdo con lo que la CCDH está denunciando del TDAH, no obstante nos queremos pronunciar para llegar a profundizar en algo que esta oculto y que tras realizar las aclaraciones oportunas, que consideramos muy importantes, se podrá cambiar el panorama de un modo muy positivo.

 

Desde la CCDH pensamos, que además de todo lo que se expone en este artículo, hay que clarificar que NO, son “médicos” en general los que alientan como profesionales en las conferencias a sus colegas para que den más medicación psiquiátrica, sino que son específicamente PSIQUIATRAS, médicos psiquiatras.

 

El énfasis que se hace en las farmacéuticas es erróneamente fatal, si solo nos quedamos ahí, y no vamos a un paso antes, ya que LA CAUSA de que las farmacéuticas puedan hacer algo en primer lugar ES, porque los psiquiatras (que dicen ser los expertos en la mente) han formado teorías no probadas científicamente, como verdades científicas: El des-balance químico del cerebro; diciendo que se corrige con sustancias químicas (psiquiátricas porque alteran la mente).

Teorías que NO están demostradas científicamente, de manera que los “expertos” en salud mental afirman al margen de la ciencia, que tu cerebro no funciona bien porque te estás comportando mal. Por ello dan como pruebas o tests válidos cualquiera de las observaciones de comportamiento que se describen para definir el trastorno mental (véase en el DSM, la Biblia psiquiátrica). No encontrarás ningún tipo de escaner del cerebro válido, o clase de análisis: NADA.

Las farmacéuticas no podrían haber vendido NADA que alterase la mente sin la creación y aprobación de estos transtornos y enfermedades mentales DE LOS PSIQUIATRAS. Si se revisa o investiga, se encuentra que los “médicos” que van a promover a otros médicos las bondades y necesidades de estas drogas que alteran la mente, son concretamente PSIQUIATRAS y que están muy bien pagados por las Farmacéuticas, porque (repito) sin eso, ellas no podrían hacer nada para vender estas potentes drogas adictivas que alteran la mente, que dañan los órganos, y un largo etcétera.

Así pues, las Farmacéuticas se apoyan en la “autoridad” de los “expertos” de la mente. Una autoridad que es falsa, porque una autoridad o experto resuelve el problema de su profesión, ellos solo tapan con sus TRATAMIENTOS los síntomas que se manifestaban. Duermen la consciencia de la persona; la deprimen o la excitan artificialmente con potentes drogas dañinas que van forzando, como venenos que son, al cuerpo y a la mente hacia un deterioro.

Entonces, animamo a todos aquellos que no le parece bien que se etiquete y se den medicamentos psiquiatricos a niños y a jóvenes, a que ayuden a poner al descubierto el AUTENTICO origen de situaciones desastrosas que todos podemos observar y escuchar, pues así lograremos deshacer la madeja. De otro modo la mentira continuará.

En el momento en que digamos psiquiatras y no médicos; en el momento en que digamos psiquiatras y no farmacéuticas, como los autores y causantes de esta falsedad: el problema empezará a resolverse. Habremos dado en la causa u origen de la cadena de mentiras y abusos; el resto, se desmoronará como un castillo echo de cartas de baraja.

 

Sr. Pundik Orador en la Exposición Psiquiatra Salud o Muerte en Vida

El Sr. Pundik, orador en la inauguración de la Exposición de LA PSIQUIATRÍA UNA INDUSTRIA DE MUERTE 2014 en Madrid. Organizada por la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos.

 

Algunas de estas “verdades” psiquiátricas se están promocionando como autenticas por todo el mundo, alimentándolas con un marketing de cientos de millones de euros, sin ninguna verdad científica que lo respalde o ningún resultados de curación. Y si, vemos como resultado: la adicción y los efectos dañinos. Y si, escuchamos de las personas atrapadas en ese mundo de la salud mental, los engaños y coacciones que reciben, y la triste afirmación: ” Lo tuyo es para toda la vida”.

El problema no es la sobre-medicación psiquiátrica, el problema es la “medicación” psiquiátrica en sí misma, que está siendo dada con un “motivo” falso.

El problema no es el médico, es el psiquiatra y la psiquiatria que se erige como experto/a de la mente pero que no resuelve la causa, ya que la desconoce. Sus tratamientos, TODOS, tapan la causa.

El problema no es la farmacéutica, ésta podría hacer vitaminas, minerales y aminoácidos de muy alta calidad que son vitales y necesarias para el organismo; el problema es el psiquiatra que abre un campo de negocio basado en la mentira y su brutalidad, y el daño son sus resultado.

 

Por favor, tengamos nuestro propio criterio y expresemos lo que percibimos y lo que sabemos y lo que no nos parece correcto. Ya está bien de tanta falsedad.

Esto que escribimos aquí, no es algo que no se sepa, pero es algo que no todos decimos. Si lo decimos juntos, se nos oirá más y mejor, y aquellos que no lo saben empezarán a saberlo, y otros que lo sospechan empezarán a investigarlo y certificarlo. Unamos nuestras voces.

Atentamente. 

CCDH España

 

————————

El siniestro negocio del trastorno de Hiperactividad y Déficit de Atención
Resumen parcial comentado del artículo de Alan Schwarz publicado en The New York Times (14.12. 2013) (1)El doctor Keith Conners lleva más de 50 años luchando por la legitimación del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Pero al descubrir que el número de niños con medicación para el trastorno se había disparado hasta los 3,5 millones, en comparación con los 600.000 que había en 1990, fue el mismo quien cuestionó el aumento de la tasa de diagnósticos y los denominó “un desastre nacional de peligrosas proporciones”. Reconoció que este diagnóstico se había transformado en “una trama para justificar la distribución de medicación a niveles injustificables y sin precedentes”.Este trastorno es ahora el diagnóstico crónico más frecuente en niños, según datos analizados por el New York Times. Detrás de este auge ha estado la estrategia comercial de la industria farmacéutica que ha incluido comportamientos normales como el descuido, la impaciencia, los despistes o las malas notas y ha sobredimensionado los beneficios de la medicación, con la promesa de que estos remedios pueden producir “un rendimiento escolar acorde a su inteligencia” y “reducir tensiones familiares”.La Food and Drug Administration (FDA) ha denunciado la publicidad engañosa con la que se han anunciado todos los fármacos para el TDAH, tanto Adderal, Concerta, Focalin, Vyvanse, Ritalin, Intuniv y Strattera . Médicos pagados por las compañías farmacéuticas han publicado investigaciones y hecho presentaciones en las que se exhorta a los médicos a realizar diagnósticos con más frecuencia y donde se desacredita cualquier preocupación que puede llevar a un número de diagnósticos desproporcionados.Muchos médicos muestran una imagen benigna de la medicación, algunos refieren que es “más segura que la aspirina”, a pesar de que puede desencadenar eventos adversos graves y de estar sujeta a la misma regulación que los opiáceos por su potencial de abuso y adicción. Las asociaciones de pacientes a favor de la medicación son financiados por la industria farmacéutica”.Las compañías han entablado una comunicación directa con los jóvenes. Shire, veterano líder de mercado con varios medicamentos para el TDAH incluyendo Adderall, subsidió 50.000 copias de un cómic que desmitifica el trastorno y habla a los niños a través de superhéroes y les dice:”¡Los medicamentos pueden facilitar que prestes atención y que controles tu conducta!”.Los beneficios de la industria del TDAH se han disparado. Las ventas en 2012 de medicación estimulante alcanzaron los $9.000 millones, que comparado con los $1.700 millones de una década atrás, supone un incremento de cinco veces. Todo ello a costa de la salud de nuestros niños, jóvenes y familias.Para defendernos de los falsos neurocientíficos y la invasiva industria farmacéutica envía tu adhesión a:
plataformaicmi@comunicar.e.telefonica.net
Plataforma Internacional contra la Medicalización de la InfanciaJuan PundikPresidente

Facebook.- Exposición: Psiquiatría ¿Salud o Muerte en Vida?

Canal de YouTube: CCDH – Comisión Ciudadana de Derechos Humanos

1 Pingbacks »