La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos está declarada como Asociación de Utilidad Pública por el Ministerio del Interior del Gobierno de España


La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos se ha convertido a nivel internacional en el Comité de Vigilancia de los Abusos de los Derechos Humanos en el campo de la Salud Mental.

BOE: La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos declarada de utilidad pública por el Ministerio del Interior del Gobierno de España Con fecha de 18 de diciembre del 2009, el Boletín Oficial del Estado de España publicó la Orden INT/3404/2009 en la que el Ministerio del Interior declaraba la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos de España como Organización de Utilidad Pública, tras comprobar que reunía los requisitos estipulados en el artículo 32 de la Ley Orgánica 1/2002 reguladora del Derecho de Asociación.

La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) es una organización de utilidad pública, con fines no lucrativos, dedicada a la investigación y exposición de violaciones de los derechos humanos realizadas en el campo de la psiquiatría. También se asegura de que los actos delictivos cometidos en la industria psiquiátrica sean denunciados a las autoridades pertinentes y se tomen acciones.

La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos declarada de utilidad pública por el Ministerio del Interior del Gobierno de España La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos de España ya ha encontrado más de 130 casos de abuso psiquiátrico, como el de A.M. en la región de Murcia que poco después de los 20 años de edad fue a una consulta psiquiátrica donde pensó que recibiría ayuda (ya que ciertos familiares habían estado abusando de ella) y el psiquiatra acabó seduciéndola y teniendo relaciones sexuales con ella. Otro caso es el de una señora mayor pero con plena capacidad mental, que tras no querer vender unas tierras, unos parientes cercanos convencieron al psiquiatra para que procediera al internamiento involuntario psiquiátrico de la señora; a la señora se le decía que si no cedía en vender los terrenos, no saldría de las instalaciones psiquiátricas. También está el caso de una profesora que tenía problemas con el alcohol, quien tras alterarse "de forma indebida" mientras trataba de defender a un perro que estaba siendo apaleado, fue internada en un psiquiátrico sin su consentimiento y acabó recibiendo 12 sesiones de Electrochoque, es decir, más de 110 voltios de electricidad de sien a sien, electrocutando las neuronas y provocando daños cerebrales irreversibles de por vida.

Hoy dia se siguen dando sesiones de Electrochoque a mujeres embarazadas en hospitales de la Sanidad Pública y CCDH ha decidido investigar en concreto estos abusos durante el año 2010. Otro de los abusos es la sobremedicalización de los niños conocidos toda la vida como espabilados, traviesos o despistados, que ahora son etiquetados como "enfermos" por "hiperactividad" o con "trastorno de déficit de atención". El Dr. Thomas Szasz, Profesor Emérito de Psiquiatría, declaró: "Etiquetar a un niño de enfermo mental es estigmatización, no un diagnóstico. Darle a un niño una droga psiquiátrica es envenenamiento, no un tratamiento".

Reconocida por el Ponente Especial para la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas como impulsora "de muchas grandes reformas" para proteger a la gente de los abusos psiquiátricos, CCDH ha documentado miles de casos individuales donde se prueba que los fármacos psiquiátricos y las frecuentemente brutales prácticas psiquiátricas producen intensos desequilibrios mentales y son causa de violencia. Una de las principales causas del problema de las drogas en todo el mundo es el psiquiatra, quien durante décadas ha usado su influencia como doctor en medicina para imponer el uso de fármacos extremadamente peligrosos y adictivos que producen graves alteraciones en la mente de personas de todas las edades, llegando en casos hasta a niños de sólo un año de edad.

Aunque CCDH no proporciona asesoramiento médico o legal, trabaja estrechamente con abogados y doctores en medicina, apoyando las prácticas médicas, pero no las psiquiátricas.

Hay fármacos que causan actos irracionales de violencia, suicidio, disfunción sexual, daños irreversibles del sistema nervioso, alucinaciones, apatía, irritabilidad, ansiedad, psicosis y muerte, y dada la práctica psiquiátrica de drogar de forma prácticamente desenfrenada a tantos de nuestros niños en edad escolar, además de a adultos y a nuestros mayores, no es ninguna sorpresa que el grupo de población con un mayor número de asesinos a nivel internacional sea hoy en día el de nuestros jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y 19 años.

CCDH incluye entre sus miembros a destacados doctores, abogados, artistas, educadores, representantes de derechos humanos y civiles, profesionales que consideran su deber "exponer y ayudar a abolir todas y cada una de las prácticas físicamente dañinas del campo de la curación mental". Ellos trabajan con muchos individuos y grupos cuya visión comparten, incluidos políticos, profesores, profesionales de la salud, gobiernos, funcionarios al cargo de la aplicación de la ley y medios de comunicación, para llevar a cabo estos objetivos claramente reconocidos.

CCDH de España, además de informar de manera apropiada a familiares de víctimas de tratamientos psiquiátricos y a las mismas víctimas, ha llevado a cabo manifestaciones y exposiciones como la llamada "Psiquiatría: Una Industria de la Muerte", que se llevó a cabo en Madrid y en Valencia al igual que en muchas de las ciudades más importantes del mundo.

Hoy, con la fuerza de 135 oficinas en 34 países, CCDH se ha establecido como un poderoso grupo de defensa de los derechos humanos y cada año otorga sus Premios para los Derechos Humanos a los individuos que dan prueba de un coraje ejemplar en la lucha mundial por restablecer los derechos humanos básicos en el ámbito de la salud mental.

La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (en inglés CCHR) fue fundada en 1969 por la Iglesia de Cienciología y el Dr. Thomas Szasz, Profesor Emérito de Psiquiatría en la Universidad Estatal de Nueva York, Syracuse, y autor de reconocimiento mundial.

En aquellos días, las víctimas de psiquiatría eran un grupo minoritario olvidado, confinado en condiciones aterradoras en instituciones de todo el mundo. A causa de esto, CCDH redactó una Declaración de Derechos Humanos en la Salud Mental que ha servido de guía para la reforma de la salud mental.

- volver arriba -


Copyright © COMISION CIUDADANA DE DERECHOS HUMANOS DE ESPAÑA A.C.