Noticias y Eventos
Efectos Adversos
Psiquiatría.- El Compendio
Testimonios Públicos
Entrevistas y Ensayos
Inicio » Psiquiatría.- El Compendio

Sección 2: Nuestro mundo atrapado en las drogas

Publicado por en 20/03/2017 – 20:59

PSIQUIATRIA EL COMPENDIO

La psiquiatría

Sus prácticas fraudulentas y mortales

El compendio

NUESTRO MUNDO ATRAPADO EN LAS DROGAS
Las curaciones ‘milagrosas’ de la psiquiatría matan

 

SECCIÓN 2

 

“Los psiquiatras se han asegurado de que se engañe cada vez a más personas haciéndolas creer que la mejor respuesta a muchos de sus problemas y retos habituales de la vida está en las más recientes y más potentes drogas psiquiátricas”.

Jan Eastgate

 

 

INTRODUCCIÓN

Un mundo drogado y peligroso

 

¿Cuál es una de las cosas más destructivas en el mundo hoy?

 

Si su respuesta fue “las drogas”, entonces usted comparte el punto de vista de la mayoría de las personas en su comunidad. Se considera que las drogas ilegales, la violencia y el crimen que resulta de ellas, son la mayor amenaza para los niños y la sociedad. Sin embargo, muy pocas personas reconocen que las drogas ilegales representan sólo una parte del problema de las drogas en la actualidad. Hoy en día vemos que la gente recurre a otro tipo de drogas, es decir a las drogas psiquiátricas que se consiguen mediante prescripciones medicas.

 

Anteriormente se reservaban sólo para el perturbado mental, pero ahora es difícil encontrar a alguien como un familiar, un amigo o un vecino, que no haya tomado algún tipo de droga psiquiátrica. De hecho, estas drogas se han convertido en parte de la vida para muchas personas, a tal grado que «vivir sin drogas» es sencillamente inimaginable.

 

Se les prescribe para cualquier cosa: para problemas de aprendizaje y problemas de comportamiento; para corregir el orinarse en la cama, la agresión, la delincuencia juvenil, la criminalidad, la drogadicción, el tabaquismo, e incluso para el manejo del miedo y para resolver los problemas de nuestros ancianos. Desde la cuna hasta la tumba estamos bombardeados con información que nos está llevando a ese tipo de «dosis» química.

 

Resulta poco sorprendente que las estadísticas mundiales muestren que un porcentaje cada vez mayor de personas de todas las edades, desde los niños hasta los adultos de edad avanzada, recurran habitualmente a estas drogas en su vida diaria. Las ventas mundiales de antidepresivos, estimulantes, ansiolíticos y antipsicóticos representaron más de 76 mil millones de dólares al año, más del doble del presupuesto anual que Estados Unidos asigna al combate contra las drogas.

 

Richard Hughes y Robert Brewin, en su libro, The Tranquilizing of America (Tranquilizando a Estados Unidos), advierten que aunque las drogas psicotrópicas aparentemente «mitigan la ansiedad, el dolor y el estrés, también insensibilizan la vida misma…estas píldoras no sólo calman el dolor sino que también aminoran la capacidad de la mente». De hecho, un estudio detallado revela que ninguna de estas drogas puede curar, y todas tienen horribles efectos secundarios, y que debido a sus propiedades adictivas y psicotrópicas (que alteran la mente) pueden arruinar la vida de las personas.

 

También consideremos el hecho de que los terroristas han usado drogas psicotrópicas para lavarle el cerebro a los jóvenes con el fin de convertirlos en bombarderos suicidas. Se involucra por lo menos a 250,000 niños a nivel mundial, algunos tan sólo de siete años de edad, en actividades terroristas y revolucionarias. Les dan anfetaminas y tranquilizantes para que entren en un «deseo incontrable de asesinar» durante varios días. Sin embargo, estas son las drogas que los psiquiatras prescriben a los niños para problemas de «aprendizaje» o de «comportamiento».

 

La necesidad de comprender el creciente consumo de drogas psiquiátricas de nuestra sociedad es más crítica que nunca. A nivel internacional, 54 millones de personas consumen antidepresivos que se sabe causan adicción y comportamiento violento y homicida

 

¿Cómo pudieron millones de seres humanos quedar atrapados en estas drogas destructivas? Tenemos que observar lo que sucedió antes de que llegaran a las drogas.

 

Antes de quedar atrapado, se convencio a cada individuo de que estas drogas lo podrían ayudar a manejar la vida. La primera estrategia de venta que se usó fue un sistema de diagnóstico inventado por la Asociación Psiquiátrica Americana, El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales IV (DSM) y la sección sobre trastornos mentales de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD) de Europa. Una vez que se hace el diagnóstico y se da la prescripción, las propiedades destructivas de la droga en sí asumen el poder.

 

Al imponer por la fuerza una amplia implementación de estos diagnósticos fraudulentos, los psiquiatras se han asegurado de engañar a más y más personas que no tienen problemas mentales graves, e incluso a personas sin problema alguno, haciéndoles creer que la mejor solución a los problemas y retos de la vida cotidiana está en la más «reciente y fabulosa» droga psiquiátrica.

 

Nuestro fracaso en la guerra contra las drogas se debe ante todo a nuestra incapacidad para poner un alto a los traficantes de drogas más destructivos en nuestra sociedad.

 

Ellos son los psiquiatras que trabajan arduamente día a día, ocupándose en engañarnos y en atrapar a nuestro mundo en las drogas.

 

HECHOS IMPORTANTES

 

1 Las drogas psiquiátricas se han convertido en una panacea para las presiones y el estrés de la vida moderna, pues los psiquiatras las introducen con fuerza en las escuelas, los asilos para ancianos, los centros de rehabilitación de drogadictos y las prisiones.

 

2 Ahora se sabe que los antidepresivos llamados inhibidores selectivos de la reabsorción de la serotonina (SSRI por sus siglas en inglés Selective Serotonin Reuptake Inhibitor) pueden causar trastornos neurológicos, incluyendo tics que desfiguran el rostro y afectan al cuerpo.1 El 60% de las personas que los han tomado han padecido disfunción sexual.

 

3 Las más recientes drogas antipsicóticas pueden causar paro respiratorio, ataques al corazón, diabetes e incluso la muerte.

 

4 Cada año se escriben más de 100 millones de recetas médicas para antidepresivos. Las ventas de drogas psiquiátricas a escala mundial representaron más de 76 mil millones de dólares; se les precribe para condiciones que no es posible confirmar desde el punto de vista médico.

 

5 A pesar de sus devastadores efectos secundarios, en Francia, una de cada siete prescripciones cubiertas por seguros médicos, incluye una droga psicotrópica, y más del 50% de los desempleados (1.8 millones) consume esas drogas.2

REFERENCIAS Referencias

  1. Joseph Glenmullen, M.D., Prozac Backlash, (Simon y Schuster, NY,

2000), p. 8.

  1. Frank Viviano, “In the Land of Champagne and Croissants, Pills are the

King—French lead he world in use of medication”, San Francisco Chronicle, 14 May 1998; Alexander Dorozynski, “France tackles psychotropic drug problem”, Internet URL, http://www.bmj.com/cgi/content/full/313/7037/997, 20 April 1996; “Civil Unrest in Socialist France”, IDEA HOUSE, Jan. 1998.

 

La psiquiatría
Sus prácticas fraudulentas y mortales
El compendio